RESUMEN LITERATURA DE ENTREGUERRAS

 RESUMEN LITERATURA DE ENTREGUERRAS

1. De la Segunda República a la Guerra Civil

• Tras la dictadura de Primo de Rivera, se proclama la II República (abril de 1931).

• Las tensiones generadas por la crisis económica culminaron con el golpe de Estado de 1936. En ese momento se inicia la Guerra Civil.

2. La renovación literaria europea

• Las vanguardias o ismos surgen en torno a 1910 como un rechazo al arte tradicional y una apuesta por la experimentación y la innovación. Destacan el creacionismo, que aspiraba a crear la realidad dentro de la propia obra, y el surrealismo, que pretendía expresar las emociones y pensamientos del subconsciente.

• A principios del siglo XX se renueva el concepto de novela gracias a la obra de autores como

Marcel Proust En busca del tiempo perdido, Franz Kafka La metamorfosis y El proceso o James Joyce Ulises.

3. El Novecentismo

• En la segunda década del siglo XX surge la generación del 14, un grupo de autores de carácter intelectualista, europeísta y centrado en la búsqueda del arte puro.

• La novela novecentista se caracteriza por su lirismo descriptivo y la introducción de pasajes ensayísticos.

• Sus autores más destacados son Gabriel Miró El obispo leproso, Ramón Pérez de Ayala Tigre Juan y Ramón Gómez de la Serna (creador de las greguerías).

• Entre los ensayistas de la generación destaca José Ortega y Gasset, defensor de un arte

puro y deshumanizado La deshumanización del arte.

• El autor más destacado de la poesía novecentista fue Juan Ramón Jiménez. Su poesía se divide en tres etapas: una etapa sensitiva, de influencia modernista; una etapa intelectual, de mayor desnudez formal; y una etapa suficiente o verdadera, en que culmina su búsqueda de lo esencial. Sus obras más importantes son: Arias tristes, Platero y yo y Diario de un poeta recién casado.

4. La generación del 27

• Se trata de un grupo de autores de sólida formación intelectual surgidos a partir de 1920 que cultivaron fundamentalmente la poesía y supieron fundir vanguardia y tradición. Reciben este nombre porque se reunieron en 1927 para conmemorar el tricentenario de la muerte de Góngora. A esta generación pertenecen: Federico García Lorca, Rafael Alberti, Luis Cernuda, Pedro Salinas, Jorge Guillén, Dámaso Alonso, Gerardo Diego y Vicente Aleixandre.

• En este grupo destacan las obras poéticas de Rafael Alberti Marinero en tierra y Sobre los ángeles, Jorge Guillén, representante de la poesía pura Aire nuestro, y Federico García Lorca Romancero gitano, Poema del cante jondo y Poeta en Nueva York.

• En el caso del teatro destacan las tres tragedias rurales de Lorca: Bodas de sangre, Yerma y La casa de Bernarda Alba.

 

GREGUERÍAS

La mujer se limpia con un pañuelito muy chico los grandes dolores y los grandes catarros.

Lo peor de los médicos es que le miran a uno como si uno no fuera uno mismo.

Los caballeros con gola llevaban la cabeza servida en un frutero.

Vivir es amanecer.

El pez más difícil de pescar el el jabón dentro del baño.

Cuando el niño se empeña en que conozcamos el tamaño de su chichón parece que nos presenta orgullosamente el brote del genio.

Cuando una mujer te plancha la solapa con la mano ya estás perdido.

Trueno: caída de un baúl por las escaleras del cielo.

Los tornillos son clavos peinados con raya en medio.

Las primeras gotas de la tormenta bajan a ver si hay tierra en que aterrizar.

Cuando la mujer pide ensalada de frutas para dos, perfeccionan el pecado original.

Cuando el violinista se presenta con el violín colgado de la mano es como el ginecólogo con el niño que acaba de nacer.

En la manera de matar la colilla contra el cenicero se reconoce a la mujer cruel.

El Coliseo en ruinas es como una taza rota del desayuno de los siglos.

El arco iris es la cinta que se pone la Naturaleza después de haberse lavado la cabeza.

El ciego mueve su blanco bastón como tomando la temperatura de la indiferencia humana.

Aquella mujer me miró como a un taxi desocupado.

Las violetas son actrices retiradas en el otoño de su vida.

La felicidad consiste en ser un desgraciado que se sienta feliz.

Roncar es tomar ruidosamente sopa de sueño.

Los presos a través de la reja ven la libertad a la parrilla.

Tan impaciente estaba por tomar el taxi, que abrió las dos portezuelas y entró por los dos lados.

Los recuerdos encogen como las camisetas.

Las flores que no huelen son flores mudas.

Las latas de conserva vacías quedan con la lengua de hojalata fuera.

El único recuerdo retrospectivo que le queda al día es ese ruidito que hace el despertador cuando pasa por la misma hora en que sonó la última vez.

Lo más difícil de digerir en un banquete es la pata de la mesa que nos ha tocado en suerte.

La escritura china es un cementerio de letras.

La cebra el el animal que luce por fuera su radiografía interior.

Estamos mirando el abismo de la vejez y los niños vienen por detrás y nos empujan.

Lo más aristocrático que tiene la botella de champaña es que no consiente que se la vuelva a poner el tapón.

Los cocodrilos están siempre en pleno concurso de bostezos.

La arrugada corteza de los árboles revela que la Naturaleza es una anciana.

La T es el martillo del abecedario.

El búfalo es el toro jubilado de la prehistoria.

El bebé se saluda a sí mismo dando la mano a su pie.

A las doce las manillas del reloj presentan armas.

Al sentarnos al borde de la cama, somos presidiarios reflexionando en su condena.

Las estrellas trabajan con red. Por eso no se cae ninguna sobre nuestra cabeza.

Las gaviotas nacieron de los pañuelos que dicen ¡adiós! en los puertos.

Los ceros son los huevos de los que salieron las demás cifras.

Lo peor de los pobres es que no pueden dar dinero.

La noche que acaba de pasar se va al mismo sitio en que está la noche más antigua del mundo.

Genio: el que vive de nada y no se muere.

Los pingüinos son unos niños que se han escapado de la mesa con el babero puesto.

Después de usar el dentífrico nos miramos los dientes con gesto de fieras.

La Y es la copa de champaña del alfabeto.

Cuando está el armario abierto, toda la casa bosteza.

Abrir un paraguas es como disparar contra la lluvia.

El agua se suelta el pelo en las cascadas.

El que pide un vaso de agua en las visitas es un conferenciante fracasado.